La integración de un cuadro de mandos con una empresa de fabricación posibilita llevar un minucioso control de cada una de las etapas por las que pasa un producto.

Existen varios métodos normalizados en los que basar el control de la producción. Además, que puedes tenerlo todo dentro de un Cuadro de Mandos que se integre con los diferentes sistemas de fabricación. Y todo desde un smartphone:

1- Mapa del flujo de valor

Un mapa de flujo de valor diferencia las diferentes etapas dentro de un proceso productivo, además que identifica la información necesaria para lograr comercializar y entregar el producto. De este modo, tendremos una visión exacta de los tiempos de espera que requiere cada uno de los pedidos desde que se fabrica hasta que llega al cliente en las mejores condiciones.

2- Indicadores lean

Los indicadores Lean se agrupan en los cuadros de mando QCDSM, cuyas partes pasamos a analizar:

  • Quality: aporta información sobre el nivel de calidad de un servicio. Recoge datos como quejas de clientes, mermas, retrasos, etc.
  • Cost: nos muestra variables relacionadas con el coste de fabricación. Recoge el coste por horas de trabajo, el número de horas extras, el espacio ocupado en almacén, etc.
  • Delivery: nos ayuda a conocer el tiempo de fabricación, el volumen de producción o tiempo de entrega.
  • Safety: nos aporta información relativa a la seguridad en la empresa: número de accidentes o la tasa de siniestralidad.
  • Morale: nos muestra el número de sugerencias, la tasa de retrasos, el valor del absentismo, etc.

3- Logística Lean. Kanban

Kanban es parte de un método de fabricación “pull” donde la cantidad ofertada procede de la demanda. El suministro que se determina está de acuerdo con la demanda de los consumidores.En contextos donde el tiempo de entrega es lento es difícil de predecir, por lo que lo mejor que uno puede hacer es responder rápidamente a la demanda observada. Esta situación es exactamente lo que consigue un sistema Kanban, en el cual se usa señal de la demanda que viaja a través de la cadena de suministro. Asegura que los stocks intermedios que se quedan en la cadena de suministro serán mejor gestionados y mucho menores.

Mediante los anteriores métodos, se consigue llevar un proceso de fabricación idóneo en donde controlaremos muchas variables que nos van a permitir ahorrar en tiempos de espera, y por consiguiente en costes de fabricación y logística. El cuadro de mandos nos va a permitir monitorizar todos esos datos, y además desde un pc, tablet o smartphone.